Manualidades para la Feria de Málaga

¡Centro Asistencial Castilla está de Feria!
Y es que a pocos días de que comience la Feria de Málaga y como cada mes de Agosto por estas fechas, nuestro centro rebosa color y alegría.
Flores hechas por los propios residentes como parte del taller de manualidades decoran las paredes del centro y los farolillos inundan todo el salón principal.
Nuestras auxiliares se colocan con mucha gracia flores en el pelo y de esta forma todos logramos que nuestros mayores sientan como en casa el ambiente más feriante y popular. 


Ponerse en forma a los 70 también ofrece beneficios

Si creías que a partir de los 60 años tienes que disfrutar de la vida sin pensar en el ejercicio físico, estás equivocado. Una investigación ha llegado a la conclusión que, llegados a los 60, realizar ejercicio físico al menos tres veces por semana beneficia a estar sanos durante los 8 años siguientes de vida.


Estas ventajas para la salud no son sólo físicas, sino que también se nota mentalmente, pues la actividad física ayuda a padecer menos depresiones y el flujo sanguíneo cerebral mejora sustancialmente.

Esta investigación, llevada a cabo por científicos británicos, estudió a 3.500 personas de 64 años durante un periodo de 8 años. Tras finalizar el estudio, se llegó a la conclusión de que una quinta parte continuaba con buen estado de salud, tanto físico como mental.

Estos datos fueron recopilados en una encuesta bianual, donde se confirmó que aquellas personas que practicaban ejercicio poseían una mejor salud, frente aquellas que no hacían absolutamente nada. Es más, el riesgo de padecer alguna enfermedad descendía aún más que las personas sedentarias.

Para ser más concretos, realizar ejercicio físico en esta etapa de nuestra vida disminuye el riesgo de padecer enfermedades como Alzheimer, afecciones cardíacas o estar deprimido.

Tal y como recomiendan los especialistas, es aconsejable hacer 150 minutos de ejercicio físico a la semana cuando llegamos a esta edad, ya que, como se ha demostrado, ofrece multitud de ventajas.

 

Por Carlos Manuel Blanes Huertas

Dos ancianos en un parque para la tercera edad.

Consejos para evitar las caídas de nuestros ancianos.

Ahora que para los ancianos es el momento de vivir sin preocupaciones nos toca a nosotros devolverles todo el tiempo que ellos nos dedicaron en su día para cuidarles con todo nuestro cariño. Es importante que nos centremos en el tema de las caídas y accidentes domésticos con ellos, ya que los datos lamentablemente son concluyentes:  las caídas son una de las principales causas de incapacidad en las personas mayores.


Factores que pueden aumentar los riesgos de caída

 

   Cambios debidos a la edad: visión, equilibrio, sistema cardiovascular y disminución de los reflejos. 

   Procesos patológicos. El desarrollo de alguna enfermedad puede dar lugar al comienzo de las caídas o a aumentar el número de las mismas.

   Medicación. Algunos medicamentos afectan al movimiento y al equilibrio de nuestros mayores.

   Entorno físico peligroso y/o no adaptado. Mala iluminación, suelos deslizantes, camas o sillones demasiado bajos.

   Calzado inadecuado. Es necesario para ellos el uso de calzado ancho, antideslizante, con tacón bajo y en cuña (para evitar enganchones con baldosas, moquetas, etc.).


 Teniendo en cuenta estos factores no sólo prevendremos las caídas de los ancianos sino que también aumentaremos su seguridad, su confianza y además les mimaremos y les cuidaremos al 100%.


Por Carlos Manuel Blanes Huertas

El siglo de los ancianos.

Si el siglo XX fue el siglo de los jóvenes, el XXI será de los viejos. A mitad de siglo, uno de que cada cinco personas en el mundo estará por encima de los 60 años, superando por primera vez a la población infantil, un hecho insólito en la historia de la humanidad. No hay ningún segmento de la población mundial que crezca a mayor velocidad. En 1950 eran unos 205 millones sobre una población mundial de 2.500 millones. Ahora mismo, los que hemos cumplido ya los 60 años somos 810 millones sobre una población de 7.000 millones, el 11 por ciento de la humanidad. Y en 2050 espero no estar todavía entre los 2.000 millones de más de 60 años sobre una población de 9.300 millones, porcentualmente el doble que ahora; aunque no puedo excluirlo puesto que habrá ya 3'2 millones de personas que han alcanzado los 100 años, un número diez veces mayor a los que hay ahora.

 

 

No será la única gran novedad del siglo en el que estamos navegando desde hace 12 años. También será el siglo de la población urbana y de las megaciudades: desde hace un par de años los urbanitas somos mayoría en el planeta. Y el siglo de las mujeres: de las trabajadoras que se incorporarán al mundo laboral en los países ya emergidos y que garantizarán la continuación del crecimiento; y de las mujeres ancianas. Ahora hay 84 hombres para cada 100 mujeres de más de sesenta y 61 ancianos por cada 100 ancianas de más de 80. Una tendencia que se acrecentará si vemos la pauta de Japón, el país que experimenta de forma más radical la tendencia, con su actual 31 por ciento de población por encima de los 60: allí hay ahora más de 40.000 centenarios, que serán 600.000 en 2050 y de los cuales 500.000 serán mujeres.

 

Todas estas cifras no son curiosidades sobre el mundo que nos espera sino indicios de cambios muy profundos que transformarán nuestras vidas. Las consecuencias escapan a los cálculos que podamos hacer ahora mismo sobre la sostenibilidad de los sistemas de pensiones y sanitarios, el alargamiento de la edad laboral, la aparición de nuevos estilos de consumo y nuevos mercados, el empobrecimiento de las clases medias o la seguridad de las ciudades donde vivirá esta población especialmente vulnerable y sensible a la pérdida de rentas. También habrá consecuencias políticas de calado: influirán en el voto o en la forma de hacer política y de gobernar.

 

Este nuevo mundo envejecido es hijo del éxito. Aunque a muchos no les guste como horizonte, es una excelente noticia para la humanidad, fruto del alargamiento de la expectativa de vida. Las causas son claras: mejoras en los sistemas de salud, aumento de la calidad de vida, e incluso la paz y la estabilidad geopolíticas, pero también la caída de la natalidad. Vivimos mejor y durante más tiempo y nacen menos seres humanos. Estas dos tendencias, que caracterizaban a los países desarrollados, afectan ya plenamente al conjunto del planeta, y sobre todo a los llamados países emergentes, con una nuevas y extensas clases medias que se incorporan al consumo y a un incipiente estado del bienestar.

En 2050 habrá 64 países que serán como es hoy Japón en cuanto a envejecimiento de población, entre los que se incluye todos los desarrollados pero también muchos de los que pertenecieron al mundo en desarrollo. En España la tendencia al envejecimiento es mayor que en el resto de Europa, puesto que ahora los mayores de 60 años representan exactamente el mismo 22 por ciento que en el conjunto del continente, pero en 2050 será el 38'3 por ciento, cuatro puntos por encima.

 

Todos estos datos, bien conocidos de los demógrafos, son noticia estos días gracias a la publicación de un valioso estudio realizado por un grupo de organismos internacionales coordinados por Naciones Unidas, titulado Envejecimiento en el siglo XXI. Una celebración y un desafío. Con independencia de la mirada hacia el futuro, el informe es de una actualidad indiscutible, porque muchos de los problemas de mañana ya existen hoy en una versión todavía limitada. Muy oportunamente Naciones Unidas señala que la población de edad provecta es especialmente vulnerable a los abusos financieros, tal como ha quedado demostrado en España en los últimos meses con la desaparición de los ahorros de muchos de nuestros seniors gracias a la pésima información suministrada por bancos y cajas sobre productos como las participaciones preferentes, las cuotas participativas o la deuda subordinada.

 

Las guerras y las revoluciones corresponden a la época de la humanidad en que había más jóvenes que viejos. Un mundo con más viejos que jóvenes será más conservador y menos dado a aventuras y utopías que puedan terminar mal. Las propuestas políticas que impliquen sacrificar a las actuales generaciones en favor de las generaciones futuras tendrán una acogida cada vez más tibia en estas sociedades envejecidas. Una sociedad más vieja es también una sociedad que vive más y mejor amarrada a la resolución de los problemas de su presente.

 

 

Por: Lluís Bassets en ElPaís.com 04 de octubre de 2012


Preparando la Feria de Málaga 2013

Abanicos de feria
Nuestro salón vestido de feria

Seguimos realizando manualidades en la residencia de ancianos "Centro Asistencial Castilla" para festejar la semana de la feria de Málaga que dará comienzo el próximo 17 de Agosto. 


 

Por Carlos Manuel Blanes Huertas

La persona con mayor edad del mundo (130 años)

Nuestras felicitaciones

Las autoridades de la ex república soviética de Georgia demostraron que una mujer de una remota aldea de la montaña tenía 130 años, convirtiéndola en la persona más vieja de la Tierra.

Antisa Khvichava, nació el 8 de julio de 1880, dijo Georgiy Meurnishvili, portavoz del registro civil en el Ministerio de Justicia.

 

La mujer, que vive en una idílica casa en la montaña, se retiró de su trabajo como recolectora de maíz en 1965, cuando tenía 85 años.

 

“Siempre he estado sana, y he trabajado toda mi vida, en casa y en la granja” dijo Antisa, con un vestido brillante, pañuelo en la cabeza y sus labios adornados con lápiz labial rojo. Sentada en una silla y sosteniendo su bastón, Antisa habló en voz baja a través de un intérprete, ya que nunca fue a la escuela para aprender en Georgia y sólo habla el idioma local, mingreliano.


Por Carlos Manuel Blanes Huertas

Cuidados saludables en la tercera edad

La natación, el deporte ideal para los más mayores. Dentro de una piscina nuestro peso se evapora y las articulaciones cobran agilidad.

La vida de un ser humano resulta fascinante desde un punto de vista filosófico ya que el misterio del tiempo ha sido uno de los mayores interrogantes planteados por los diferentes autores de la historia del pensamiento. Pero la vida, además, también implica la sucesión de diferentes etapas desde el nacimiento hasta la muerte. La tercera edad implica el último ciclo de un viaje impresionante: la existencia. Por ello, la calidad de vida en la tercera edad es un verdadero regalo que es posible como bien muestra el ejemplo de algunas personas que disfrutan de una vida activa en la tercera edad. Aquí tienes algunos consejos prácticos ideales para personas mayores:

 

1.En la tercera edad conviene prevenir o reducir los efectos del sobrepeso. Por ello, debes poner una atención especial en tu dieta y apostar por menús bajos en grasas. Por ejemplo, puedes disfrutar del sabor de las legumbres, las verduras, la fruta que siempre debes incluir en tu dieta diaria o el pescado. Por el contrario, también debes evitar abusar del consumo de embutidos y carnes con grasas.


2.Sin duda, beber agua es excelente para poder hacer frente a la jornada diaria. De hecho, las personas mayores deben beber agua con regularidad incluso cuando no tienen sed. Por ello, pueden beber pequeños sorbos a lo largo del día para estar hidratados. Beber agua es esencial en cualquier época del año, no sólo en verano sino también en invierno.


3.En la tercera edad también conviene moderar el consumo de azúcar y de sal. Puedes utilizar otros complementos para condimentar los alimentos como por ejemplo, el limón o el tomillo. Por otra parte, también debes aumentar el consumo de fibra en tu dieta.


4.En la tercera edad al igual que en cualquier otra época del año, debes evitar hábitos poco saludables como el consumo de alcohol o tabaco. Por el contrario, debes dar un paseo diario y mantener la mente activa.

 

Por Carlos Manuel Blanes Huertas

Envejecer sin llegar a viejo

 

En los últimos 30 años la esperanza de vida ha aumentado 20 años, no es nada extraño escuchar noticias de personas de 80 años tirándose en paracaídas, esquiando, practicando yoga, jugando al tenis, nadando, bailando o simplemente viviendo una vida plena. 
Muchos esquemas se están derrumbando, máxime teniendo en cuenta que las generaciones pasadas apenas superaban los 40 años, situándose hoy la esperanza de vida de los españoles en 81.9 años sobre Nos referimos en este articulo al modo de vida de personas que casi con 100 años no han dejado de tener una vida activa física y mentalmente.

 

La diferencia entre el proceso de envejecimiento y el estado de la vejez está dada, según el psicobiologo del estrés y envejecimiento Juan Hitzig, por la combinación de dos edades: la cronológica y la biológica. La primera está regida por una agenda genética mientras que en la segunda entran a jugar cinco variables: la biología y su mantenimiento (la medicina), el alimento, el movimiento, el pensamiento y el sentimiento. Alejarse de la invalidez y mantener la autonomía a los 80 o incluso los 90 años dependerá de la aceleración o no de la edad biológica. “La misión es retardarla”, apunta Hitzig, al tiempo que manifiesta que lo principal para cada ser humano será manejar de la mejor manera posible las emociones negativas. “El estrés es la principal causa de aceleración de la edad biológica”.

 

Envejecer es algo natural y nos acompaña durante toda la vida desde que nacemos, un proceso marcado por el paso del tiempo y por la historia de cada persona: genética, estilo y hábitos de vida, alimentación, actividad física, enfermedades,… Somos los protagonistas de nuestro propio envejecimiento y debemos aprender a cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente desde la niñez, y trabajar para tener un bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida.

 

Ahora bien, bajo esta realidad subyace un nuevo problema: el aumento de la tasa de personas mayores de 65 años, y en concreto, el del número de octogenarios. Se espera que esta tendencia de progresivo envejecimiento poblacional se mantenga, al menos, hasta 2050.  De ser así, habrá 900 millones de personas mayores, en lugar de 700 millones que hay en la actualidad.

 

Esta situación supone un reto para el modelo actual de gestión del Sistema Nacional de Salud y hace replantear su sostenibilidad.  La cuestión de fondo no es tanto si habrá o no recursos para todos en el futuro, sino si seremos capaces de afrontar con eficiencia la demanda asistencial canalizando correctamente los esfuerzos invertidos.


Por Carlos Manuel Blanes Huertas

Primavera de manualidades con los residentes

Dentro de la Programación General de Actividades, los abuelos residentes  realizan un amplio abanico de actividades tanto de carácter lúdico, como físicas y cognitivas, y para ello contamos con un equipo de profesionales con amplia experiencia en programas específicos para la tercera edad.

Además, los alumnos en prácticas del quinto curso de la facultad de Psicología de la Universidad de Málaga, trabajan diariamente con los abuelos, siempre dirigidos por la Coordinadora y Psicóloga del centro.

Esta programación incluye actividades como:

 

  •    Estimulación sensorial
  •    Psicoestimulación cognitiva: Taller de estimulación de la memoria. Taller de educación emocional y prevención de trastornos afectivos del mayor.
  •    Laborterapia/Ludoterapia y actividades de destreza manipulativa.
  •    Adaptación ambiental y ayudas técnicas.
  •    Gerontogimnasia/Psicomotricidad
  •    Musicoterapia y risoterapia

 

  Los objetivos de la realización de este tipo de talleres son, entre otros:

  •    Favorecer el trabajo psico-motriz y cognitivo de los participantes mediante la realización de trabajos de destreza manual.
  •    Fomentar espacios recreativos y de encuentro que fomenten las relaciones interpersonales entre las socias/ os.
  •    Realización de manualidades para contribuir al acondicionamiento de la Asociación

 

Esta semana, se han dedicado especialmente a realizar manualidades, en las que han tenido que, de un lado, describirse a ellos mismos y al resto de abuelos residentes, y por otra parte, recortar y pegar formas geométricas en las cartulinas. También han dedicado parte del tiempo de la terapia ocupacional a plantar legumbres en vasitos de plástico para verlos crecer poco a poco. ¡Esperamos que crezcan y que también puedan llegar a trasplantarlos a macetas!

 

Y como para muestra un botón, les dejamos unas imágenes de las actividades de esta semana.

 

Por Carlos Manuel Blanes Huertas

Fiesta de Navidad. Diciembre 2012

El pasado sábado 17 de diciembre a las 17:00hrs, Centro Asistencial Castilla como cada año, celebró su Fiesta de Navidad dedicada especialmente a nuestros abuelos y sus respectivos  familiares.


Todo el personal, ataviado con disfraces navideños, prepararó dos sorpresas muy agradables para que nuestros residentes se divirtieran. La fiesta comenzó con un grupo de baile flamenco, las bailaoras se entregaron a las bulerías, las malagueñas y las sevillanas. Nuestros abuelos aplaudían, y alguno se animó y bailó con sus hij@s y niet@s. Cuando acabó el baile, se repartieron unas preciosas bolsas de regalo, que guardaban bufandas de colorines. Fueron pocos los que se resistieron a estrenarlas en ese mismo instante.

 

 Al acabar se repartieron galletas, sandwiches y bebidas para todos. La dirección de la residencia destacó el esfuerzo de los trabajadores en organizar estas actividades, que a su juicio "siempre merecen la pena".  

Centro Asistencial Castilla, les desea una Feliz Navidad


Por Carlos Manuel Blanes Huertas